17 ene. 2013

Días contados para el Clostridium Difficile



El Clostridium difficile resistente a tratamiento médico es una de la preocupaciones de todas las unidades que trabajen en el control de infecciones, pero parece tener sus días contados. Hoy en el blog Controversies in Hospital Infection Prevention    nos comunicaban la noticia de un Ensayo publicado en el NEJM    


Este hecho  ya era conocido existen varias publicaciones sobre el tema, alguna de ellas con participación española, y la noticia ya había aparecido en prensa ,  pero parece que necesitaba ser refrendado por un estudio mas consistente.



Existe la posibilidad de que este mismo tratamiento pueda ser utilizado para otros patologías intestinales que hasta ahora acaban en cirugía (muchos hemos sido testigos del tratamiento del Helicobacter pylori hasta hace pocos años), esto sería fenomenal. Existen varias investigaciones abiertas para su estudio.  

La pregunta ahora es cuándo comenzaremos a ver este tratamiento y de qué forma se aplicará en nuestros centros este procedimiento que parece ofrecer resultados tan interesantes y exitosos.  Según parece no tardaremos mucho tiempo en comprobarlo.

Una pregunta se me ocurre al respecto, ¿deberíamos replantearnos ciertas prácticas consideradas hasta el momento no científicas? por lo menos darles el beneficio de la duda y comprobarlo con estudios bien diseñados.

La siguiente lectura ofrece más información sobre este interesante tema


http://www.nature.com/ajg/journal/vaop/ncurrent/full/ajg2012450a.html

3 comentarios:

  1. Hola Carmen, existen diversas intervenciones sobre las que se cree tener evidencias de efectividad sin conocer bien sus mecanismos de acción (y a varios tratamientos farmacológicos les pasa lo mismo) lo más llamativo de este avance es lo que le da forma... Toda mente científica debe tener un gran espacio para la duda y ninguno para la creencia; claro que hay prácticas que merecerían ser investigadas, pero no "investidas" de un halo de ciencia asentada sin que los resultados de esos estudios sean concluyentes.
    Los tratamientos con gusanos o el azucar en las heridas de los diabéticos son algunas de las intervenciones que me vienen a la mente y que estarán en el imaginario de la enfermería cuando se habla de "ciertas prácticas consideradas hasta el momento no científicas"... y claro el Reiki y otras "alternativas" que pese a los ensayos que equiparan sus resultados con el placebo siguen teniendo gran popularidad entre cierto sector de la profesión...

    Que este tratamiento haya llegado a demostrar su efectividad no ha sido cuestión únicamente de los ensayos finales sobre la misma sino a un recorrido que ha arrojado luz sobre sus posibles fundamentos.

    ResponderEliminar
  2. No quiero abrir un debate sobre el Reiki ni sobre ninguna otra para-ciencia, lo que trato de decir es que a veces se medicaliza en exceso y de ahí que suframos las consecuencias. Todos conocemos cantidad de medicamentos que tampoco se han demostrado más eficaces que el placebo y se siguen utilizando, entonces ¿por qué negar cuanto menos un trato similar a la medicina para estas alternativas si conseguimos beneficios?,Por lo menos realizar estudios bien diseñados. Todos hemos administrado en alguna ocasión placebo consiguiendo incluso mejores resultados. Lo que quiero decir Salva y me conoces bien, no voy a defender publicamente como la panacea ni cura de todos los males aquello que no esté probado, lo que quiero decir es que no debemos cerrar las puertas a cal y canto, hay enfermedades que no tienen cura con medicación y la ciencia si no se abre a investigar no encontrará el remedio y este es un claro ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. Sobre el tratamiento del C. Difficile también se maneja la alternativa de los probióticos como preconizan en este blog de una fundación de usuarios como "caso de éxito" http://peggyfoundation.org/index.php?option=com_content&view=article&id=83:joanhardin&catid=41:c-diff-stories&Itemid=104

    ResponderEliminar