25 mar. 2011

A VUELTAS CON EL CHECK LIST

Robert Gibbs secretario de prensa de la Casa Blanca muestra en su mano izquierda la siguiente lista: "huevos, leche, esperanza y cambio"

" y desde aquel día en que el check-list se puso a funcionar disminuyeron enormemente los errores en la sala. Y todos, todos .. fueron felices y comieron perdices"

Esta semana hemos estado de visita en otro hospital ,con mi compañera la "super" de quirófano y sin embargo amiga, digo esto porque   ya sabéis lo de ni contigo ni sin ti. 
Cuando vas a otro hospital es para tratar   temas comunes con aquellas compañeras: que si tú tienes esto, que yo no lo tengo, que cómo llevas esto otro....y uno de estos temas fué la implantación del check-list quirúrgico. La mayor reticencia a su implantación, no es que se dude de su eficacia, que en esencia todo el mundo  tiene claro, tampoco es que enfermería eluda sus responsabilidades respecto a la seguridad del paciente dentro del quirófano, lugar donde es más vulnerable cualquier persona, ya que de alguna forma en muchos hospitales se ha venido haciendo  algún tipo de comprobación en los registros enfermeros de ítems que ahora quedan reflejados en el check-list. 
Esta postura de realizarlo a pesar de todo,  que yo defendía efusivamente y donde  también tenía claro nuestro papel a la hora de cubrir el cuestionario en cuestión (valga la redundancia), en seguida puso a las dos en contra mía con el mismo argumento: 
-"El problema principal es quíén recoge los datos. Si no estamos todos de acuerdo en su implantación, y cuando digo todos me refiero a todo el personal involucrado ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿quién va reflejar en la hoja cualquier fallo por pequeño que sea? ¿qué pasará después lo registres o no si trasciende por causa de algun fallo grave? "
Y esto que en un principio yo no lo veía como una  barrera, sino como algo a favor de su realización:
-" Hombre, la idea del check-list es precisamente evitar ese fallo si lo detectas y no continuar sin solucionarlo"
-"ya, eso debería ser  así pero esa no es la realidad" me decían, "cada uno que cuide de su parcela"..... 
Esta tarde me ha despertado del sueño de mi cuento este artículo donde se confirma lo que mis  compañeras de quirófano de los distintos hospitales decían. El check list viene a ser otro motivo más de enfrentamientos entre estamentos, una forma de arremeter unos contra otros si se cumplimenta dejando reflejados los fallos. La idea es justo la contraria, no dejarlos reflejados porque se trata de una herramienta para evitar que se produzcan, para corregirlos en el momento,  porque  para hacer el check-list como una simple hoja donde poner cruces en la casilla sin más no tiene sentido.
Pero para quien conozca la situación de un día cualquiera en el quirófano, sabe de enfrentamientos, de todos los niveles de estamentos, de las riñas por quién llega el primero o cuando tengo que entrar yo en escena, que para eso soy el artista principal, pues si tu no vienes yo no lo duermo , yo no le opero que no le he visto en mi consulta, ..muchas veces todo esto con el paciente delante cansado de esperar porque suele ser el primero que llega, ¿dónde se recoge todo esto? ¿esto no influye en la seguridad del paciente? ¿es una hoja suficiente para reflejarlo? ¿Nos lo saltamos, miramos para otro lado y se ponen cruces en la hoja como nos parezca? ¿no sería mejor, primero empezar con pequeños cambios en cultura del seguridad del paciente, en la mentalidad de todos? ¿No sería mejor empezar con cambios, sobre todo en la parte de comunicación a veces tan deteriorada entre estamentos, del tipo de sesiones clínicas compartidas, que fueran calando  para  afrontar después cambios institucionales mayores? Antes que implantar el check-list por imposición.
Parece que lo que se va a imponer será cubrir la hoja de la forma que sea para después sacar unos datos estadísticos en unos libros muy bonitos donde se refleje que un elevado porcentaje de los hospitales está haciendo el check list quirúrgico, o que ya se ha implantado en tantos cuantos hospitales sin contar muy bien la forma en la que se ha implantado. De hecho uno de los indicadores que más se ve es el porcentaje de unidades quirúrgicas donde se implanta por encima de otros indicadores para los que está pensado, como puede ser la disminución de cualquiera de los errores en los ítems que se chequean y que es, en definitiva , su verdadera función.
En fin, quiero pensar que al final se impone el sentido común y se acaba realizando correctamente por el bien de todos. Me gustaría que alguien me pudiera contar su experiencia después de haberlo implantado.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

6 comentarios:

  1. Hola; veo que "en todas partes cuecen habas"... en mi centro el problema de ¿quien cubre el registro? también ha salido a relucir con fuerza debido a que además de las 2 enfermeras que quirófano tenemos enfermería de anestesia (pero no 1 por quirófano sino para 2 ó 3). Lo hemos intentado solventar integrando el listado en la hoja de enfermería quirúrgica (en cuanto pueda te envío una copia.

    El asunto se complica pues algunas de las consideraciones de nuestro "listado de integración de información" han de ser respondidas por anestesia (médico o enfermera) y algunas enfermeras de quirófano dudan de reflejar ese dato en la hoja pues, dicen, se hacen responsables de algo que no controlan...
    Ya se les ha explicado que el listado es 'una encuesta' que integra información de diversas fuentes y que, puestos a dudar, podemos dudar también de las otras fuentes que se usan durante el mismo.

    Lo del "efecto soduku" es algo que está en los comentarios de todos hace algún tiempo.

    Lo siento, no tengo tiempo para más; pero me alegra leer sobre esto en nuestro medio...

    ResponderEliminar
  2. Salva muchas gracias por tu comentario. Pienso que es una cuestión de fondo, de cultura de seguridad como se viene llamando y responsabilidades compartidas. Desgraciadamente en nuestro pais quedan mentalidades por cambiar en cuanto a la diferencia estamental, pero en ambos sentidos. Compañeras nuestras con ganas de asumir la responsabilidad que nadie quiere y por las demas partes menos miedo de hacer las cosas bien. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen!
    Antes de nada, darte la enhorabuena por el blog y por esta excelente entrada.
    Solo decirte, que has expresado perfectamente con tus palabras mi manera de pensar y de actuar frente a este listado.
    Personalmente, creo que este listado puede mejorar ciertas conductas y dinámicas de trabajo, pero claro está, con la implicación del paciente y de los profesionales.
    Rellenar un papel, simplemente por eso, rellenarlo, sin que se cumplan los dos objetivos por el cual se creo, aumentar la seguridad y mejorar el trabajo en equipo, no tiene sentido.
    Un abrazo Carmen!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus palabras, Serafin. Creo que es un sentimiento compartido por más gente que piensa como nosotros. El verdadero sentido del check list no está en cumplimentar la hoja, se puede hacer un check list de verdad saltándose esta parte, esta sería la prueba de fuego. Ser capaces de realizarlo sin pensar en la hoja, sólo por el hecho de hacer las cosas bien. Estamos cayendo con el afán de registrarlo todo en el otro lado, tu registra aunque luego no se haga pero que figure. Un abrazo para tí también.

    ResponderEliminar
  5. Me dejé en el tintero señalar lo del tema de los indicadores. Por desgracia, aún disponiendo de sistemas de notificación anónima ó de datos "pescados" en el CMBD la información sobre Eventos Adversos es poco valorable cuando no nula; así que establecer un indicador sin poder calibrar el punto de partida (aunque el nivel a alcanzar esté claro =0 ) no sirve demasiado.

    ResponderEliminar
  6. Esta claro que aunque no se pueda contar con indicadores válidos por la falta de registros de eventos adversos, el % de implantación no es indicativo de nada, sólo de que existe una hoja más en la historia. Entonces, ¿por qué estas luchas entre compañeros por implantarlo, esta emergencia o necesidad? Si no existen indicadores con los que podamos medir resultados del único fundamento del check list, es decir los eventos adversos ¿para qué lo vamos a implantar?. Entonces vayamos por partes, primero veamos la verdadera necesidad de implantarlo, es decir primero una hoja de registros de incidentes, más aún empecemos por cambiar hábitos y cultura porque si no es así mal vamos. ¡Ah claro, que esto es lo más difícil! entonces....
    sigamos haciendo como que no pasa nada. Total, la primera necesidad según las encuestas es la lista de espera, y esa a ratos la vamos cubriendo como sea ¿ que importa la seguridad? A ver si es que todos nosotros estamos equivocados y es que no hace falta ni check list, ni registro de incidentes, ni na... Espero que captes la ironía, porque aún quedamos algunos entre los que nos contamos que pensamos que las cosas pueden mejorar un poco más. Un abrazo Salva.

    ResponderEliminar