20 feb. 2013

Control de Infecciones - Cuidando de ti: lo que se ve y lo que no se ve

Unas manos aparentemente limpias bajo la luz fluorescente muestran presencia de bacterias.

Hoy tengo el honor de escribir para mis amigos de cuidando.es y cuando se trata de una petición así la responsabilidad es muy grande.
Si hay algo que no se ve nada, pero nada, nada es el trabajo que se realiza desde el control de infecciones, si ya se… lo  de siempre: es muy importante, tal y tal y tal… pero qué poquito luce y qué poquito se tiene en cuenta. Tú pregunta a algún compañero sobre los profesionales de Esterilización/ Preventiva / Control de Infecciones. Sinceramente, ¿Se conoce el trabajo que se realiza en esta unidad? Todo lo que aquí se hace encaja perfectamente con la propuesta de este día:
Cuidando de ti: lo que se ve y lo que no se ve

Lo que se ve es a unas enfermeras pateándose todo el hospital cada día, a veces con un cuaderno tomando notas, otras veces dando charlas al personal de la unidad sobre determinado aislamiento, en ocasiones con un cacharro parecido a una cafetera de la mano y las veces que más insistiendo sobre el control de la higiene de manos y la limpieza.
Lo que no se ve son las placas que recogemos cada día con los cultivos del control ambiental, los informes que nos llegan de laboratorio sobre nuevas infecciones generadas en el hospital y el seguimiento que de ellas se hace, (buscando una técnica/intervención en los días previos), los resultados de analíticas sobre portadores de microorganismos multiresistentes (controlar los aislamientos y aconsejar a pacientes y familiares), la recopilación de datos para ayudar a la investigación en el EPINE o en el control de Infecciones Nosocomiales,…
A esto le podríamos añadir todo el trabajo realizado gestión y procesado correcto de instrumental en la unidad de esterilización y el trabajo realizado en investigación o docencia. Todo esto revierte secundariamente en Seguridad del Paciente y en la nuestra como trabajadores.

Si desde nuestras propias filas no reconocemos el trabajo que realizan otros compañeros, poco podemos esperar que se reconozca desde el otro lado. Sinceramente pienso que la solución la tenemos en casa, no es hora de buscar culpables, ni de machacarnos más con lo que no hacemos, es hora de centrarnos en lo que SI hacemos, poner en valor nuestro trabajo, sentirnos orgullosos, creer en lo que hacemos cada día y sacarlo a la luz cada uno desde su pequeño rincón. Tenemos que pasar del papel a la acción.

Contar y compartir nuestro trabajo con compañeros o pacientes utilizando los medios a nuestro alcance, redes sociales, salas de reuniones, asociaciones, esto es lo que nos hace visibles.
Buscamos salvadores que rediman la profesión, y la solución está en cada uno de nosotros, poniendo en valor nuestro trabajo.

No conozco otra receta que nos pueda conducir a hacernos visibles, más que el trabajo bien hecho difundido por nosotros mismos.


Yo soy una enfermera con un trabajo desconocido por el grueso de la población, pero cada día lucho por hacerlo visible, un blog, redes sociales, un trabajo de investigación, docencia (en mi caso a compañeras auxiliares y enfermeras o  personal de la limpieza; el que sea de cara a los pacientes puede hacerlo con ellos), formarme en nuevas competencias, comentar cada vez que puedo a qué me dedico y sobre todo sentirme orgullosa de mi trabajo.

Cada día me encuentro con extraordinarios compañeros profesionales dentro de su campo, en su trabajo realizado día a día. Me asombra comprobar la dedicación en diálisis peritoneal cuando acompaño a mi padre a sus “clases”, ver a las compañeras de primaria realizando docencia, encontrar cada vez más gente en los foros de Investigación, ampliando y afianzando  nuestras nuevas competencias y día a día el círculo  se hace más grande viendo que cada vez somos más los que queremos visibilizarnos.


Mientras no cuestionemos las prácticas incorrectas que se realicen, que incluso pueden acarrear riesgo para la salud propia y del paciente (aunque sea con una ingerencia, porque las leyes no nos permitan tomar ciertas decisiones), mientras cada vez que nos den una oportunidad de salir a la luz la rechacemos, mientras sigamos poniendo en tela de juicio prácticas con evidencia, mientras no valoremos y realicemos nuestro trabajo como verdaderos profesionales, de poco nos servirán los Mesías.

------------------

Otra forma de hacernos visibles sería tomando posiciones en política, ¿Y si  pasamos a la acción?¿ Y si dejamos de quejarnos y tomamos las riendas?  Esta noticia es de una compañera enfermera que se presenta a las elecciones italianas que se celebrarán 24 -25 feb.2013. Me llegaba a través de  Linkedin por Meris Fiamminghi enfermera italiana, que se siente orgullosa de tal evento:

El 04/02/13 11:44, Meris Fiamminghi escribió:

--------------------
Dear Nurses and friends of Linkedin,
for the first time in Italy, in this political crisis and recession, our nurse's leader Annalisa Silvestro is a candidate of democratic party : agenda and aims visible on  www.annalisasilvestro.it, election days 24 -25 feb.2013.
For italian nurses is fundamental to achive this basic goal!

Quien sabe,  a lo mejor lo intento en las próximas.. 

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeñoshaciendo cosas pequeñas (y grandes) pueden cambiar el mundo”.  (Frase de Rosa María Nieto. Blog “Enfermera 2.0)
Edición de las 15H: Corregir la fuente que salió mal en la primera edición y ya de puestos felicitar a los premiados.

2 comentarios:

  1. Una gran entrada, Carmen... creo que apuntas a una especie de Crowdsurcing de la profesión; en efecto, necesitamos "reivindicar" el trabajo de todos y cada uno en cada uno de sus papeles sin 'estrellatos' ni seguidismos.

    Me quedo con esta frase.
    "Buscamos salvadores que rediman la profesión, y la solución está en cada uno de nosotros, poniendo en valor nuestro trabajo."

    ResponderEliminar
  2. Si yo no me siento orgullosa de lo que hago, no puedo transmitirlo a los demás. No puedo esperar eso de otros. Muchas gracias Salva, un abrazo.

    ResponderEliminar